BIDTOBID.COM
www.bidtobid.com
En BidToBid podrás encontrar subastas de artículos nuevos y de segunda mano o Comprar y Vender sin comisiones artículos usados. Regístrate, es gratis.
Espacio publicitario 05
www.devalverde.es
Espacio disponible para tu anuncio.

Las reglas de 1851 de la Hermandad del Santo Entierro de Valverde del camino

Escrito por  Nuria Navarro y Francisco Espinosa
Publicado en Reportajes
Viernes, 11 Abril 2014 11:17

La actual Hermandad de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, Santo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad es el resultado actual de la fusión de dos antiguas devociones que existieron en Valverde: El Señor del Santo y la antigua cofradía del Santo Entierro de Cristo y la Soledad de Nuestra Señora.

Son pocos los datos antiguos y certeros que se conocen en la actualidad de esta Hermandad. Sin embargo, la investigación que estamos llevando a cabo desde hace varios años nos permite arrojar un poco más de luz sobre la historia de esta cofradía valverdeña.

 

Estamos en condiciones de decir que la imagen del Señor del Santo llega a Valverde en el año 1791 para sustituir a una imagen de un Cristo arrodillado que se encontraba muy deteriorado y además, al contrario de la versión que existe de que se compró a una ermita o capilla sevillana y de que es una imagen de “La Roldana”, podemos afirmar que era una imagen de nueva hechura sufragada con limosnas de devotos valverdeños y realizada por el escultor valenciano y afincado en Sevilla, Blas Molner, del que nos extenderemos en un posterior trabajo.

De la primitiva Cofradía del Santo Entierro y María Santísima de la Soledad se sabe que aprueba reglas en el año 1815 y que pide que se la agregue a la cofradía del Santo Entierro sita en el colegio de San Laureano de Sevilla. Los titulares que poseía la antigua hermandad eran un Cristo Yacente y una escultura de Nuestra Señora de la Soledad de la que se conserva, aunque deteriorada, la mascarilla. Esta imagen estaba realizada en terracota y por este motivo no pereció completa en el incendio de la parroquia. La parte que se conserva junto con las fotografías antiguas nos permiten hacernos una idea de quién podría ser su posible autor.

            La primera mitad del siglo XIX fue especialmente conflictiva para las hermandades y cofradías, no solo de Valverde del Camino, sino en general de toda la geografía nacional. Tras un siglo muy positivo, como fue el XVIII, en el que se establecen nuevas congregaciones y se potencian las ya existentes; el siglo XIX comienza con una terrible epidemia de peste que merma sensiblemente la población y que, en lo que a las hermandades respecta, supone un grave problema ya que tienen que costear una gran cantidad de entierros con una nómina de hermanos muy mermada. Acto seguido tienen lugar dos hechos bélicos: el desastre de Trafalgar con el posterior bloqueo de la flota inglesa y, aún más decisiva, la invasión de las tropas napoleónicas que dio lugar a la Guerra de la Independencia. Tras la misma y, con la vuelta del monarca Fernando VII, la cosa tampoco fue mucho mejor ya que, tras una tímida recuperación en la

segunda década de la centuria decimonona en la que algunas hermandades valverdeñas incluso redactan reglas (caso de la que nos ocupa), en 1820 vuelve la crisis que aboca en el período conocido como Trienio Liberal. A todo ello siguen las sucesivas desamortizaciones e incautaciones de bienes por parte del Estado que no hacen sino golpear sucesivamente el patrimonio de las hermandades que bastante tenían con organizar algún culto interno. Se puede decir que las procesiones en los primeros cuarenta años del siglo XIX brillaron por su ausencia. La situación empieza a mejorar tras la regencia de Espartero. En 1843 Isabel II, con tan solo trece años, asciende al trono. Se inicia una época de relativa estabilidad que duraría hasta la revolución de 1868 que desembocó en la primera República.

            No es de extrañar entonces que, a mediados del siglo XIX y dentro de la corriente piadosa potenciada por la reina Isabel II, los desfiles procesionales se fueran revitalizando, intentando recomponer antiguas hermandades que llevaban décadas postradas o sin apenas actividad, muchas de ellas probablemente sin más patrimonio que las imágenes procesionales. Este sería el caso de la antigua hermandad del Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad ya que, tal como se desprende de las reglas de 1851 que abajo reproducimos, se deja claro que anteriormente había existido en Valverde una hermandad con dicha advocación que llevaría tiempo sin actividad, caso que conocemos por existir unas reglas anteriores de 1815.

            Se trata de unas reglas bastante simples, quizás derivadas de la necesidad de tener algún documento que les permitiera retomar la actividad tras años de postración. Constaban de once capítulos muy breves y en los que se echan en falta muchos apartados habituales en este tipo de documentos tales como las funciones de los hermanos y miembros de la “Mesa”, la descripción de los cultos, el régimen económico o la descripción de insignias, hábitos, etc.; solo por citar algunos apartados que no aparecen en estas reglas. Queda claro sin embargo de la lectura de las reglas que sus cultos principales son la procesión del Santo Entierro, a la que estaban obligados de asistir todos los hermanos, y la novena a las Ánimas Benditas que hemos de suponer que se realizaría como suele ser habitual en el mes de noviembre aunque no es descartable que se realizara en Cuaresma. Durante la mencionada novena se elegían los cargos directivos de la denominada “Mesa” de la hermandad (Hermano Mayor, dos Alcaldes, seis diputados, Prioste, Capellán, Fiscal y Secretario) de los que desconocemos sus funciones exactas pero que suponemos habían de ser similares a las habituales. Estos cargos se renovaban anualmente. Existía además la figura del Muñidor, persona normalmente asalariada, encargada de las gestiones habituales de la hermandad (entrega de citaciones, recoger las póstulas, etc.). Además de los cultos quedaba reglado el acompañamiento de veinticuatro hermanos en los entierros de los cofrades; las honras a los hermanos difuntos siempre fueron un aspecto fundamental de todas las corporaciones cofrades (obviamente aún más de una cofradía con la advocación del Santo Entierro) y que actualmente ha caído en desuso.

Resulta curioso como se refleja en las reglas de la hermandad la posibilidad de asistir los hermanos del Santo Entierro con su túnica a otras procesiones de la Semana Santa de Valverde. Esto demuestra en primer lugar la actividad de otras corporaciones penitenciales por aquellos años y por otro lado refleja el espíritu cofrade de mediados del siglo XIX en el que realmente eran las mismas personas las que estaban al cargo de varias hermandades, lo cual desembocaría pocos años después en la fusión de las mismas. Por último, como curiosidad aportar que las reglas se aprueban el 18 de abril de 1851, Viernes Santo de aquel año.

 

 

Transcripción de las reglas de la hermandad del Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad de Valverde del Camino. Año 1851.

 

En la villa de Valverde del Camino a diez y ocho de Abril de mil ochocientos cincuenta y uno reunidos varios vecinos de esta villa a excitación del señor Cura párroco de ella más antiguo de su Parroquial Don Juan Bautista Morales, y otros, acordaron: que para solemnizar de una manera digna y debida las procesiones de Semana Santa que recuerdan a todo fiel cristiano la pasión de nuestro divino Redentor Jesucristo, muy especialmente la que significa su Santo Entierro y Soledad de María Santísima, su madre, formar una Hermandad, a la manera de la que antes existiera en esta misma villa con el mismo objeto, y que ya había sufrido una relajación lamentable por las vicisitudes de los tiempos y con el fin de que a esta nuevamente creada no suceda lo manifestado de la anterior, convinieron todos los Señores en junta establecer las reglas siguientes, a las cuales haya necesidad de sujetarse todos los asociados.

Reglas

Para que sean admitidos hermanos, habrá necesidad de que estos lo soliciten del hermano mayor que a la sazón sea, el que en unión con los demás señores que compongan la mesa decidirán por medio de un Acuerdo sobre la admisión o no admisión, expresado caso afirmativo las razones que haya habido… de las personas solicitantes.

Es obligación de todos los hermanos asistir personalmente a la procesión del Santo Entierro, para que es creada esta hermandad, como asimismo al de los hermanos que fallezcan a no ser que lo impida justo motivo que será expuesto a la Mesa, la que fallará definitivamente lo que corresponda. Si, lo que no es de esperar, alguno faltase a tan sagrado deber, pagará por la primera falta en que incurra dos libras de cera; por la segunda se le excluirá de la hermandad, por entenderse no quiere continuar, en cuyo caso, como ni en ningún otro, no tendrá derecho a exigir la cuota que se fijara de entrada.

No podrá ningún hermano prestar sus vestidos a ninguna persona para las procesiones de Semana Santa; más para los entierros de los hermanos podrá hacerse si avisase el Muñidor al Hermano Mayor no poder asistir el número de veinte y cuatro.

El hermano que por imposibilidad justa y reconocida así por la Mesa, no pudiese asistir vestido a las Procesiones tiene derecho a exigir a la Hermandad una vela para acompañar él para su estación.

La Mesa será compuesta de un Hermano Mayor, dos Alcaldes, seis diputados, un Prioste, un Capellán, un Fiscal y un Secretario, todos con voz y voto.

Al servicio de esta Mesa se hallará un Muñidor, a cuyo cargo estará hacer las citaciones que el Hermano Mayor les encomiende, como asimismo cualquier otro encargo que le haga concerniente a la Hermandad.

Todos los años en el día que el hermano mayor cite se pedirá la póstula, en la que tendrán obligación cada cofrade de dar una cuartilla de trigo, y concurrir personalmente a dicho pedido, al no ser que lo impida justo motivo, clasificado así por los demás compañeros.

Asimismo es obligación de dichos cofrades el reunirse en Junta siempre que sean convocados por el Hermano Mayor.

El cargo de Mesa solo es obligatorio por un año, y en el caso de cesar no podrá ninguno ser elegido contra su voluntad dentro de tres.

Todo hermano al tiempo de ingresar en la Hermandad abonará necesariamente al Hermano Mayor la cantidad de sesenta reales y cinco más para una misa que se le dirá cuando fallezca, como también un real anual por reconocimiento.

Todos los años el día segundo de la novena de las Benditas Ánimas, se celebrarán honras generales por los hermanos difuntos; y en el mismo día después de concluida, la Mesa hará la elección de los que hayan de sustituir.

10ª

Luego que sea elegida nueva mesa, se hará liquidación exacta de los fondos de la Hermandad, los cuales serán entregados por el hermano mayor saliente al entrante.

Esta liquidación para que en todo tiempo conste con exactitud, se asentará por medio de un acuerdo que firmarán los señores de la mesa saliente y los que pudieren concurrir de los nuevamente elegidos para cuyo efecto serán citados por el Muñidor.

11ª

Siempre que la mesa creyese conveniente para el mayor culto y ostentación de las demás procesiones de Semana Santa, que los hermanos de esta cofradía asistan vestidos, harán la correspondiente citación con anticipación necesaria a todos los cofrades, en cuyo caso tendrán estos las mismas obligaciones que se han establecido para la del Santo Entierro: pero sin que por esto se entienda que esta hermandad ha de abonar otros gastos que los que se originen por la cera que lleven los hermanos.

Regla adicional

Mediante a no hallarse constituida mesa que haga la elección conforme a lo establecido en la Regla 9ª, por estar formada por los hermanos que han concurrido a establecerla, lo dispongo asentándose todo por medio del oportuno acuerdo y efecto que harán lo que se sellan y certificará el secretario que se elija.

 

Fotos: Pastor Cornejo, Hdª de Los Negros, Valverde a través..

 

NOTA 1: Este breve artículo es un adelanto de un trabajo de investigación mucho más amplio que estamos preparando sobre diversos aspectos de la religiosidad popular y las hermandades penitenciales de Valverde del Camino. Agradecemos a D. Pastor Cornejo Márquez el habernos facilitado este interesante documento.

 

ESCRITO POR:

Núria María Navarro Márquez

Francisco Espinosa de los Monteros Sánchez

Visto 10563 veces Modificado por última vez en Viernes, 11 Abril 2014 12:18

Deja un comentario

 

Agenda

Peregrinación extraordinaria 2017 al Rocío

Peregrinación extraordinaria 2017 al Rocío

La Hermandad del Rocío de Valverde del Camino , anuncia su tradicional Peregrinación Extraordinaria ...

Opinión

DeValcocina

Piñoate de Piñones

Piñoate de Piñones

  Una de las recetas más elaboradas en Valverde del Camino en la Repostería sin lugar a dudas es el...

BIDTOBID.COM
www.bidtobid.com
En BidToBid podrás encontrar subastas de artículos nuevos y de segunda mano o Comprar y Vender sin comisiones artículos usados. Regístrate, es gratis.
Espacio publicitario 02
http://www.devalverde.es
Espacio disponible para tu anuncio.
Espacio publicitario 01
www.devalverde.es
Espacio disponible para tu publicidad.

Patrocinadores

Sponsored Links

BIDTOBID.COM
www.bidtobid.com
En BidToBid podrás encontrar subastas de artículos nuevos y de segunda mano o Comprar y Vender sin comisiones artículos usados. Regístrate, es gratis.
Espacio publicitario 02
http://www.devalverde.es
Espacio disponible para tu anuncio.
Espacio publicitario 01
www.devalverde.es
Espacio disponible para tu publicidad.

Conectate con nosotros

Contacta con Nosotros

Web de Valverde del Camino

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Website: http://www.devalverde.es

JoomShaper